Reglas básicas de la técnica de escalada

Aquí están las reglas básicas que todo principiante (cuarto y quinto grado) que se inicie en este deporte debe saber y acatar. En el futuro habrá algunas que puedan romperse. En el futuro, pero guárdese bien el que empieza en asumirlas y respetarlas. Otras, la mayoría, jamás se saltarán; y desde luego, no es una lista exhaustiva, que como siempre, está basada en mi experiencia y formación lectora.

1.- La regla principal es: se escala con la cabeza. Es la que te proporciona seguridad ante la temeridad, la que te da confianza en ti mismo y la que descifra los movimientos que debes hacer. Así que, antes de mover una mano (o un pie) piensa dónde o cómo la vas a colocar, si no lo sabes, no la muevas, es una tontería gastar energía retrocediéndola a su posición original (en el futuro tendrás que mover la mano en busca de presas ocultas, pero a este nivel los agarres son evidentes)

2.- Prohibiciones:
- Prohibido meter el dedo en la chapa. Si resbalas te dejarías el dedo en ella.
- Prohibido apoyar los codos o las rodillas (en el futuro los empotrarás como técnica pero no los apoyarás) si no quieres dejarte la rótula (o el codo) en la pared tras un resbalón.
- Prohibido agarrarse a la cuerda en una caída (ni aunque no sea caída, que te desestabiliza) ya que te estamparías con la pared, rodarías y podrías golpearte de espaldas en la cabeza.
- Prohibido no usar el sentido común. Te estás jugando la vida, así que úsalo.

3.- Regla de los tres puntos de apoyo. Hay cuatro puntos de apoyo (2 manos + 2 pies) que te proporcionan estabilidad. Debes progresar moviendo una sola extremidad y dejando las otras tres en la pared. Esto es válido para los grados inferiores de dificultad, esta premisa se saltará en el futuro con paredes que así lo exijan y hayamos desarrollado el equilibrio dinámico.

4.- Estilo de escalada estática. Esto es, todos los movimientos deben ser reversible (debe ser posible destrepar) y dejaremos los “saltitos” para el futuro (escalada dinámica. Cerca del 7º grado) Este estilo se cumplirá necesariamente si se observa la regla de los tres puntos de apoyo.

5.- Equilibrar el centro de gravedad. El centro de gravedad se ubica más o menos por el ombligo y debe estar:
- Por encima de la superficie de apoyo. Así que nada de pasos largos y subir mucho el pie. Como máximo, a la altura de la otra rodilla.
- Entre los dos pies o encima de uno de ellos. Si no, tendrás el conocido problema de “la puerta abierta”.
- No pegado a la pared, sino en vertical con tus pies. Un defecto de los principiantes es pegarse demasiado a la pared lo que limita la visión de la ruta y perjudica al apoyo de los pies. Generalmente, las vías de grado bajo suelen estar inclinadas a favor y no es necesario “arañarlas”. Sepárate de ella.

6.- Los pies aguantan el peso, las manos lo estabilizan. En las vías de iniciación no es necesario aguantarse de las manos así que no derroches fuerza tratando de sujetarte en ellas. Confía en tus pies y deja que sean ellos los que sostengan tu cuerpo. Usa tus manos para mantener el centro de gravedad sobre tus pies y algún tironcillo ocasional. Cuando apenas uses la fuerza en las manos, significará que estás avanzando y preparado para subir de nivel.

7.- No escales al límite de primero. A este nivel no es necesario (en el futuro será imprescindible) y debes guardar cierta reserva de energía que permita no caerte. Aunque la escalada deportiva moderna se basa en el principio de “cuanto menos miedo tengas a la caída más cosas difíciles intentarás lo cual te hará progresar” (frente a la escalada clásica donde la premisa principal era no caerse) aún no dominas plenamente la técnica de caída. Estás empezando y una cosa es dejarse caer cuando no puedes más (caída controlada) y otra muy distinta una caída inesperada (caída incontrolada) que aveces resulta peligrosa incluso para los expertos. Además no es lo mismo caerse en una pared de 4º o 5º grado donde podrías rasparte debido a la inclinación de la misma que en los grados superiores que ni siquiera la rozas porque suelen ser extraplomadas.

Creo que son suficientes para empezar pero no olvides que hay muchas más que clasificaríamos como reglas básicas (por ejemplo que tu compañero revise que tu arnés y nudo de cuerda estén correctos y tú a él), así que no olvides que una persona no está lista para escalar con estos simples consejos. Presupongo que vas con alguien con experiencia que te guía y orienta, y desde luego, nada sustituye a un buen curso formativo.

eugeniojuan en www.ilimitados.com

Pd.- Texto con licencia Creative Commons, si lo copias y difundes, no olvides citar la fuente (http://www.ilimitados.org) y al autor.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.