Líneas de aprendizaje para mejorar

Habrá quien esté más acuerdo o menos con este texto, por eso es un artículo de opinión…

Teniendo en cuenta que el objetivo romántico de la escalada es disfrutar, habrá quien desee subir de grado para tener más vías donde elegir, o simplemente mejorar por el placer de ser un mejor individuo. Esto, que se puede abordar de una forma natural, simplemente escalando; habrá quien lo desee planificar y prestarle atención de una forma consciente, aprovechando y rentabilizando el esfuerzo y el tiempo. Así que lo que voy hacer en este espacio es dar unas orientaciones que nos encaminen hacia este fin.

Primero, sé consciente de lo que quieres. Si estás leyendo este artículo parece que ya estás encaminado. Ahora falta centrarte para no escalar de forma impulsiva todo lo que se ponga delante y concentrarte en tus objetivos planificando el camino para lograrlos.

Segundo, rodéate de gente constructiva. No escales con gente crítica (criticona) y que se ría cuando falles, sino con gente que te anime, que comprenda tus metas, que te aporten ideas para superar ese paso tan difícil, … Parece una banalidad pero no es así, la gente es importante. Nada peor que un compañero negativo que te desanime a intentar cosas.

¿Escalar con alguien mejor, igual o peor que tú?
Pues con todos. La ventaja de escalar con alguien mejor es que te empujará a hacer vías difíciles que no intentarías si estuvieses solo y, además, te orientará en la técnica a aplicar en el paso si lo deseas. Escalar con alguien de tu mismo nivel permite un pique sano y que tengáis los mismos proyectos mejorando codo a codo. Por último, escalar con alguien con un nivel más bajo te empujará a ir de primero, luchando y solucionando los pasos en el “a vista”. Eso sí, lo importante es ser consciente de nuestra actitud: es tontería querer hacer a vistas saliendo con alguien mejor que tú ¡Aprovéchate de él para meterte en grados altos a Flash!

¿Siempre ir de primero o en top-rope?
Mi hermano dice que no hay que darle oportunidad al top-rope, que siempre se ha de ir de primero porque si no, te acomodas y empiezas a tener pavor al vuelo. Aunque esto es esencialmente cierto, debemos usar el top-rope cuando trabajemos una vía en punto rojo (al principio de ensayarla) o cuando en un seguro mal colocado la caída sea potencialmente peligrosa. Por otro lado, y en contra de muchas opiniones, hay que tener en cuenta que ir de primero (y el engorro de la cuerda y el vuelo al caer) es solo algo circunstancial hasta que se inventen los cinturones gravitacionales ;) por lo que escalar siempre en top-rope es una actitud perfectamente válida si asumes que siempre tendrás que ir con alguien que abra tus vías.

Vías por debajo de tu nivel:
El planteamiento mental sería ¿qué puedo entrenar con esta vía que me sale sin problemas? Osea, que si la vas a hacer (por ejemplo para montársela a alguien), aprovéchalo en tu beneficio. Tal vez quieras entrenar el agarre en pinza y decidas tomarlos todos así, o tal vez el giro lateral del cuerpo, o la posición precisa de los pies, el gesto técnico de chapaje (rapidez), equilibrio vertical ombligo-pie, … En todo caso, un recurso muy útil para estas vías es destreparlas en lugar de rapelarlas.

Vías en tu nivel:
¿Siempre a vista? Pues sí. En un principio sólo tienes una oportunidad de hacer una vía a vista: la primera vez que la escalas. Así que cuando abordes por primera vez un vía, hazla a vista y entrégalo todo pero… a partir de ahí siempre contará como ensayada, así que ensáyala si no te salió o que te la flasheen.

Vías por encima de tu nivel:
Me refiero a esas que evidentemente no podrás sacar a vista. Bueno, pues el flash y el estudio de los pasos es el camino.
La comunidad escaladora es peculiar respecto al aprendizaje. Pretendemos aprender SOLO por la técnica de ensayo-error. En cualquier otra disciplina un “maestro” nos indica los pasos a seguir, copiamos sus técnicas, imitamos hasta que vayamos sólos… En escalada debe ser igual: el flash (información previa sobre la vía) es un recurso magnífico para progresar. Nos permitirá ampliar nuestro repertorio de movimientos y aprender recursos rápidamente que de otra forma hubiésemos tardado en descubrir. Indispensable ver vídeos sobre escaladores/as famosos y analizar porqué realizan ciertos pasos así y no de otra forma.

Sobre el entrenamiento:
Hay quien dijo que el mejor entrenamiento para la escalada es escalar, pero no es cierto. En cualquier deporte se mejora el rendimiento con un entrenamiento consciente y adecuado y, la escalada no va a ser menos. Es evidente que practicar el deporte en sí (en nuestro caso escalar) es insustituible pero no es menos cierto que una preparación previa adecuada subirá nuestras expectativas.

¿Qué entrenar?
Mente, técnica y físico. Así de “fácil”.
Entrena tu mente para que no sólo sea un carga escalando sino para que te “empuje” hacia arriba. Encuentra tu arousal.
Entrena la técnica: postural, gestual, maniobras con cuerdas, herramientas que usas, …
Entrena tu físico. Adelgaza si es necesario, fortalece los tendones y los músculos adecuados.

¿Qué músculos entrenar?
Aunque en escalada se usen muchos grupos musculares, hay algunos más específicos que otros. Cualquier entrenamiento en los músculos no específicos para nuestro deporte sólo añadirá peso a la ascensión. No necesitamos ese lastre. Por ejemplo, los músculos de las piernas estarán suficientemente bien entrenados si somos capaces de subir escaleras, así que no los ejercites en el gimnasio. Dedícate a aquellos grupos musculares específicos de nuestro deporte (no olvides los antagonistas)

Un último consejo:
Lee. Lee mucho sobre escalada.

eugeniojuan en www.ilimitados.com

Pd.- Texto con licencia Creative Commons, si lo copias y difundes, no olvides citar la fuente (http://www.ilimitados.org) y al autor.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.