Ferratas

Una vía ferrata es un recorrido vertical u horizontal equipado con un cable de acero instalado a todo lo largo de la misma para evitar la caída del ferratista, así como de diverso material: grapas, presas, clavos, pasamanos, puentes colgantes, cadenas, etc…, que facilita el ascenso sin necesidad de conocimientos técnicos específico como la escalada.
En sí, ferratear es técnicamente sencillo, basta con “saber” subir por una escalera y no tener vértigo, aun así el ascenso de ferratas es considerado un deporte de riesgo, de “aventura”, por lo que es necesario, es decir, IMPRESCINDIBLE, el material y conocimientos específicos de este deporte para poder practicarlo con seguridad. Las alturas que normalmente se consiguen hacen que el más pequeño error pueda tener efectos irremediables.
Luego te falta, lo más importante, asegurarte correctamente y seguir las normas básicas para avanzar con seguridad.

  • Material

1. Casco: Aunque sea algo “incómodo” es MUY NECESARIO. Nos protegerá de la caída de piedras, que además del daño que en algunos casos puede ser definitivo, nos evita la caída por el desequilibrio, etc. La perdida del conocimiento en plena ferrata, sea por una caída o por una roca, puede ocasionar una gran dificultad y riesgo que es fácilmente atenuable.
2. Arnés: Con suerte, no lo usaras nunca, pero lo único a seguir es que sea cómodo y que te permita libertad de movimientos. Es mejor no utilizar los específicos de escalada de alto nivel, ya que tienen el punto de encordamiento muy bajo para facilitar el “chapeo” con un centro de gravedad muy bajo, pasado el anclaje, justo lo contrario a lo que necesitamos nosotros. En caso de personas de escaso volumen como niños, será necesario usar arnés de pecho para una mejor protección.
3. Disipador de energía (zipper): Está terminantemente prohibido hacer una vía ferrata sin disipador. Es un elemento que en caso de caída amortiguará la “parada en seco”. El no llevar este aparato puede causar que en caso de caída ésta pueda ser MORTAL, al ser muy frecuente la fractura de la columna vertebral. Existen varios tipos en el mercado, personalmente prefiero los disipadores “reutilizables” que aunque, en general, sean mas incómodos y pesados, nos permite continuar en caso de caída, al contrario de los disipadores por “rotura de costuras” (tipo Pelzt) que en caso de caída no podremos continuar al desaparecer la protección.
4. Tercera baga: No es imprescindible. Te permitirá descansar en momentos de fatiga física o psíquica anclándote en cualquier grapa, aprovechar para hacer alguna foto y enviarla a www.ilimitados.org
5. Ocho y Cuerda: Antes de hacer una ferrata, siempre hay que saber como se realiza la vuelta. Sera imprescindible en caso de tener que regresar rapelando; también es necesario en caso de ferrateros novatos para asegurar en los momentos delicados. Siempre sera aconsejable llevar estos elementos para un caso de rescate y primeras ascensiones por falta de material o desperfecto del mismo. La seguridad siempre debe ser el primer objetivo de todo deporte de riesgo.
6. Guantes: Como las grapas son de hierro, evitan la aparición de callos y ampollas en las manos.
7. Calzado: Ante todo debe ser cómodo, con suela gruesa para que no resbale, tipo trekking.

  • Técnica

Como todo en la vida lo mejor para adquirir la técnica de ascenso por vía ferrata es la experiencia. Vamos a señalar una serie de pautas de seguridad y consejos a tener en cuenta:
Lo más importante es que hay que estar seguro en cada paso. Avanzar con pies y manos sobre los peldaños de hierro e ir pasando el disipador por el cable de vida. A veces no hay peldaño de hierro y se tendrá que usar la roca directamente.
En todo momento deben estar los dos mosquetones del disipador anclados al cable de vida; con la excepción del leve momento del cambio de disipador que solo estará UNO (Nunca se debe hacer un cambio del disipador con los dos mosquetones a la vez)
Asegurarse del correcto cierre de los mosquetones (deben ser del tipo K), es aconsejable que sea de cierre semiautomático.
Con disipadores de placa (aconsejado), la cuerda sobrante debe quedar “libre” para facilitar el paso por el disipador y su correcto funcionamiento.
Nunca deben estar dos personas aseguradas en el mismo tramo de cable de vida, sobre todo en tramos verticales, ya que si cae el primero arrastraría al segundo.
Si se quiere descansar confirmad que los que te siguen están en situación cómoda ya que no podrán proseguir mientras dure el descanso.
Los mosquetones del disipador siempre es mejor llevarlos por encima de los brazos y cintura, porque si no suelen quedarse atrás y hay que retroceder un paso dificultando el ascenso.
En tramos desplomados, si la fatiga física o psíquica nos atrapa, por seguridad, usa la tercera vaga; se suele poner en el peldaño más arriba que se llegue, luego con un brazo se hace la fuerza de subir, quitar la baga, avanzar pies, avanzar mano y volver a poner la vaga.

  • Tipos

Una pequeña explicación de las diferentes zonas que hay en vía ferrata, tipos de accidente geológico o métodos artificiales de progresión:

1. Caminos equipados.
2. Paredes verticales
3. Paredes desplomadas
4. Flanqueos laterales
5. Puentes (tibetano, nepalí, etc)
6. Empotrados o chimeneas
7. Resaltes (mini-desplomados)
8. Tirolinas